18/7/10

Bicho palo busca foca fondona

Hoy voy a hablaros de la asociación reproductiva  del mundo animal (a lo que yo incluyo también a la especie humana).

Para que no suene tan carca, voy a centrar el tema del que os rallaré en cuestión: En qué/quién nos fijamos instintivamente a la hora de buscar pareja.

Resultaría muy complejo comenzar a razonar esto desde un nivel psicológico, puesto cada persona tiene sus ideales, gustos, vivencias... Vamos que no somos fabricados en serie. Por eso, como ya he comentado antes, os hablaré desde un punto de vista físico o biológico, como queráis verlo.


Al igual que el resto del mundo animal, los seres humanos suelen tener como principal tarea biológica: reproducirnos y conseguir un sistio donde poder vivir agradablemente. Es algo que no podemos negar aunque en el 85% de tu vida lo estés negando. Pues bien, resulta que pese a que admitimos que hemos evolucionado mucho a lo largo de la historia (mentalmente hablando... o no XD) parece que no hemos perdido ése tipo de preferencias. Os comento (ahora solo puedo hablar en casos de heterosexualidad):

Una mujer siempre estará buscando un hombre que le proporcione unos hijos sanos y fuertes. Y si puede prometerle un buen sitio para vivir esto también sumará puntos en el juego de la elección. Al igual que una leona sólo se dejará aparear con el león más fuerte y robusto, una mujer también buscará estos aspectos de masculinidad:
-Muscolosidad o grandes espaldas
-Mandívulas prominentes
-Fuerza (física y mental)
-Diferencia genética
-Apetito sexual
-Buena salud
-Instinto de supervivencia: que hoy en día nos lo tomariamos como la habilidad para tener éxito y ser desenvuelto en la vida
-Grandes bienes personales (es decir, pasta)
-Tamaño del pene: para qué nos vamos a engañar, aunque...¿influye en la capacidad de fecundar a la mujer?

Pero como dije antes, seguramente una mujer alta y fornida puede que elija a un hombre pequeñajo y flojo (sus hijos serían un equilibrio de ellos o simplemente por complementación de complejo) o la típica pareja de hombre guapísimo y tonto con una mujer inteligente y responsable pero poco agraciada: se necesitan y se complementan perfectamente (no compiten ni sienten celos entre ellos)




En el caso de los hombres, estos también suelen buscar una mujer que les proporcione unos hijos saludables, aunque esto se basa sobretodo en la crianza más que en la genética:
-Pechos generosos: Para que negarnos, es en lo primero que se fijan. Científicamente hablando, se atribuye el tener unos pechos grandes con una mayor capacidad para amamantar al bebé.
-Curvas: a parte de que es una forma bonita y sensual en el cuerpo de la mujer, esto también ayuda a que el feto pueda nacer con mayor facilidad, que el bebé se sujete mejor a la madre y también pueda transmitirle calor y protección gracias al mayor porcentaje de grasa en el cuerpo de la mujer.
-Diferencia genética. Ya se sabe que de la endogamia no salen hijos muy lúcidos. Un hombre latino siempre encontrará exótica a una mujer nórdica, al igual que una asiática estará encantada con un robusto americano.
-Fertilidad
-Rasgos femeninos pronunciados: labios gruesos (a saber la finalidad biológica de esto...), largas pestañas, manos finas, uñas cuidadas, larga cabellera, culo grande...
Y ahora pondría capacidad de organización, inteligencia y otras características psicológicas, pero definitivamente, no creo que la mayoría de hombres coincidan con estos aspectos, sobretodo teniendo en cuenta de que se pretende citar aspectos físicos con los fines reproductivos


Por último, también se sabe que cuando una mujer está en una fase de ovulación (días fértiles) esta suele ser atraída por aspectos más físicos que otra cosa (cosa que equivaldría al tipo de búsqueda que hacen los hombres habitualmente)


P.d: Como siempre digo, espero no ofender a nadie: Todo esto está escrito con todo mi sentido del humor racional. Soys libres de opinar ;)

2 comentarios:

Anwar dijo...

Desde luego muchas de las cosas que has dicho se suelen cumplir en la mayoría de los casos, pero también hay excepciones como en casi todo.

Por ejemplo, una de las cosas que me fijo en una chica que me gusta es la cara antes que cualquier parte del cuerpo y es que para mi la cara transmite mucha información de esa persona. Pero bueno, pienso que todas estas teorías se van al garete cuando te enamoras sin importar cómo es físicamente esa persona.

Saludos

Maya Rincón dijo...

Yo soy de las que suelen sudar bastante del físico en mis relaciones. Seré de las pocas que se enamoran de la forma de ser una persona antes que de el físico aunque tampoco incluya que sea un orco de mordor. Osea ...es que somos tan básicos que deberíamos de traernos un manual cada uno encima.