3/1/09

CARTA A LOS REYES MAGOS

Queridos Reyes Magos, este año he sido…he sido… ¡He sido de TODO!

Nada más comenzar el 2008 conseguí mi licencia para ser adulta, es decir, la mayoría de edad. Parece un tópico, pero realmente el año 2008 ha sido un gran año de cambios, el mejor año de mi aún corta vida.

Conseguí acabar una dura etapa de estudiante: el bachillerato. Fueron tiempos difíciles, intensos, muy intensos… Pero pasaron tan deprisa que no me di cuenta de que algo iba a cambiar para siempre, los años de escolaridad se habían acabado.

Señoritos de Oriente, este año no disfruté de unas buenas vacaciones. Tuve el primer contrato de mi vida. Me pase 3 meses sin que los fuertes rayos del sol tocaran mi piel (de ahí que piel sea más blanca que la leche) y tuve que soportar a todo tipo de clientes arrogantes… Pero, a cambio, me llevé unas amistades preciosas, que sin ellos el verano no hubiera sido lo mismo: después de la jornada nos emborrachábamos y ahogábamos las penas en las discotecas… Creerme que aprendí a beber y que el alcohol es muy, muy malo. Esta experiencia me hizo madurar, que eres tú y solo tú la persona que remará en tu barca, y que si no remas, te hundes.

Sin darme cuenta me vi asistiendo a las clases de la universidad. Reyes Magos, sin duda alguna, está es la mejor etapa de mi vida: estudio aquello que realmente me gusta, que va conmigo, y que me motiva (en parte) a seguir adelante. También agradezco a todas las maravillosas personas que he conocido y que, lo más seguro, conoceré en un futuro. Son mis amigos para el trabajo, para la diversión, para todo… Realmente les tengo mucho aprecio.

También tuve mis primeras experiencias en el cine. Pude ver que hay dentro de la pantalla y la “magia” del cine. Horas intensas de rodaje, realmente agotadoras, pero que después lloras de emoción al ver el resultado.

He conocido a muchísimas personas, sí Señores. Personas que han dejado algo en mi vida. Algunas las llevaré siempre en mi corazón, me alegro mucho de haberlas conocido. A otras a veces desearía no haber conocido nunca, pero sé que de aquellas malas experiencias he aprendido muchas cosas, los palos que realmente te hacen dar cuenta que estás viva.

Reyes Magos, este año me trajisteis un poco de todo: fin de la escolaridad, un gran cambio a mi vida, un trabajo, amistades, relaciones, entrar en la carrera de mis sueños, introducirme en el mundo del cine… Pero no me trajisteis amor ni dinero, jajaja. Pero no hay drama porqué soy feliz conmigo misma, y eso es lo más importante hoy en día (y a mi edad).

Por eso, Señores de Oriente, os digo que este año finalmente he conocido mi propio yo, único y sin igual, aceptando mis defectos y compartiendo mis virtudes. He conocido mi gran ignorancia hacia lo grande que es este mundo y lo que me queda por saber y vivir. Ahora sé que es lo que quiero, lo que me gusta y me hace mal. Se elegir por mi misma y no dependo de otra persona para ser feliz.

Gracias por regalarme a una mujer con los pies en la tierra, pero con la cabeza libre y volando por el cielo.

3 comentarios:

El chache dijo...

Pues nada, que los reyes magos te traigan todo lo que les pidas.
Un saludete

Anwar A.K.A Felipe dijo...

Que se cumplan tus deseos XDD

Saludos

El Ungido dijo...

Bonita carta Alba, ya has aprendido a tus 18 añitos mucho más de lo que algunas y algunos no han aprendido en mucho más tiempo!!!

Que seas feliz no por lo que tienes si no por lo que eres!